La separación es el comienzo de una etapa

 

 

Hay quien está meses o incluso años con la idea de separarse. No lo hace por los hijos, por economía o porque  el miedo a la incertidumbre aún pesa más que  el miedo de estar “malviviendo” en esa relación conocida.

Separarse del padre o madre de tu hijo no es fácil. Por muy amistoso que sea y por muy bien que os llevéis, siempre hay emociones que remueven por dentro. De forma muy general, quien decide separarse parece que lo lleva mejor que quien prefiere seguir la relación, sin embargo, ambos experimentan  tristeza, miedo y rabia en mayor o menor medida.  

Leer másLa separación es el comienzo de una etapa