La Bioneuroemoción® es una manera de vivir que busca el bienestar personal. Es un método basado en disciplinas científicas, filosóficas y humanistas que abarca todos los ámbitos de la persona para dar respuesta a problemas físicos, dificultades interpersonales, sociales y, en definitiva, a todas las situaciones que provocan conflictos emocionales.

Bio de biología, Neuro de neurología y Emoción, nuestras emociones

El objetivo es trascender las creencias inconscientes que nos bloquean para lograr la libertad emocional y recuperar el poder de gestionar nuestras emociones mediante el cambio de percepción.

Solemos repetir las mismas situaciones para encontrar la manera de resolverlas. Éstas se prolongarán hasta que seamos conscientes del para qué las vivimos y qué lógica hay tras ellas.

Si lo que se manifiesta en tu vida es un síntoma físico, comprender su origen es un gran  paso para sanar.

Los procesos de salud son dinámicos, cambiantes y sabios.

¿En qué consiste un acompañamiento?

Un Acompañamiento en Bioneuroemoción® consiste en tomar consciencia de los factores que rodean cualquier situación de dificultad, ya sea física,emocional o mental. Nuestros ancestros, el ambiente dónde fuimos concebidos y gestados y las experiencias de nuestra vida, determinan la manera de hacer frente a las situaciones cotidianas. El objetivo del acompañamiento es que todo tu ser entre en coherencia y refuerces tu autoestima.

En cada sesión se trata un tema concreto sea del tipo que sea: un conflicto de pareja, una dificultad en la crianza,problemas laborales,un bloqueo personal,etc.

La Bioneuroemoción® integra  diferentes disciplinas y conocimientos que configuran este método de consulta ( Programación Neuro Lingüística,Física Cuántica, Epigenética,Transgeneracional y Psicología entre otras). El objetivo es ofrecer recursos cognitivos y emocionales para poder afrontar las problemáticas de una forma apropiada, lo que a su vez permite en muchos casos la optimización de los tratamientos convencionales.

Antes de continuar me gustaría remarcar que la Bioneuroemoción®,al igual que otras técnicas de acompañamiento,  no cura a nadie,sino que es un método complementario para la sanación integral de la persona y para la transformación de dificultades diarias o puntuales donde las emociones intensas están presentes.

   Con las herramientas y técnicas utilizadas en cada sesión, descubrirás aquello que sería conveniente cambiar o modificar para mejorar eso que  te preocupa. Hacerlo o no hacerlo depende exclusivamente de tí, por eso decimos que la persona consultada  es la responsable de su proceso personal cuando realiza los cambios oportunos en su vida. 

Comprender lo que nos sucede refuerza la autoestima y aminora el miedo.

 Así llegó a mi Vida

  Hace unos años que conocí este método de la Bioneuroemoción “por casualidad”. Me llegó justo en un momento donde estaba pasando por una situación difícil: recién divorciada,trabajando horas sueltas a la semana, sin ahorros y con una cría de 20 meses: me creí “tocada y hundida”. Tan sólo me hizo falta ver un vídeo de Bioneuroemoción®   para saber que ese era el camino por donde debía continuar. Pero mi parte racional/mental creía que aplicar esas herramientas nuevas sería complicado, costoso y no muy fiables. “Hay otras cosas más importantes que resolver ahora, no te entretengas con más vídeos y búscate las habichuelas”, me decía una vocecita en la cabeza. Sin embargo, dentro de mí también había una gran parte que me empujaba a seguir profundizando en este método holístico a pesar de no entenderlo del todo. Un buen día me levanté y decidí convertirme en la prioridad número uno de mi vida, seguida de la número dos, mi hija. Y así fue como, poco a poco, fui aprendiendo, conociendo,integrando y aplicando la Bioneuroemoción en mi camino, como mujer y como madre. 

Cual fue mi sorpresa que, al empezar el postgrado,la primera directriz que recibí fue

“Primero tú y después los demás”

   Es decir, primero te conoces tú, bajas a tus subterráneos, miras de frente tus miedos, reconoces aquello que menos te gusta de ti, te observas cómo hablas o cómo te mueves, trabajas la autoindagación, te armas de valor, preguntas por los secretos o historias importantes de tu clan familiar, hablas con tu madre (y todo lo que ésto conlleva), conoces la biología de tu cuerpo,aprendes a qué se debe cuando éste se desequilibra (se enferma), etc,etc,etc. Una vez que has vivido, experimentado e integrado todo esto, si lo deseas, puedes acompañar a otras personas a llegar donde tú  ya has llegado.

Por todo esto, sentí y decidí acompañar a otras personas en el aprendizaje continuo de la vida, donde el objetivo no es la meta final sino la calidad de vida durante el camino.

¿Te gustaría comenzar tu proceso personal junto a mí?

Testimonio

 "Fué mi primera experiencia en bioneuroemoción. Ya había oído a algunas amigas que lo habían hecho y acudí porque mi hijo de 4 años tenía ( lo digo ya en pasado) una desviación en la mandíbula. La dentista lo llamó “mordida cruzada anterior”. Pensó en ponerle aparato, pero antes de esto lo llevé a un fisioterapeuta y en dos sesiones hubo mejoría, pero la cosa se estancó y yo empecé a investigar ¿ qué había mío en todo esto? Seguramente mi hijo me estaba mostrando el reflejo de algo mío…  Y así me fui a la bioneuroemoción que trata los problemas de los niños a través de  la madre.   Fue precioso. Había un atasco ahí de mucha rabia en la mandíbula. Me dijo Cristina que recordase un “bocado que no había podido atrapar” alrededor de la fecha del embarazo y  nacimiento de mi hijo. ¡Y lo encontré!  Indagamos a fondo ese momento semilla. Después de la sesión entendí que nadie se había llevado nada. Fui yo, con mis “lentes forjadas de traumas infantiles “ quien lo sintió así.  Una rabia que en ese momento callé y quedó impregnada en mi hijo. Callé por miedo a ser juzgada, otro miedo infantil.  
Me daba cuenta del dolor infantil cuando Cristina empezó a regresarme a mis recuerdos dormidos de cuando yo era muy pequeña. Profundizamos en una escena en concreto relacionada con mis necesidades de aquél momento y la actuación de mi padre al respecto. Todo esto y mucho más, salía de mi interior con rabia y llanto, que Cristina acompañaba y guiaba, mientras yo ya casi había olvidado que estábamos en su consulta, pues estaba plenamente inmersa en mi recuerdo.
Cuando por fin salió todo aquello y “se descubrió el pastel” cerré los ojos de nuevo e imaginé cómo podría haber vivido aquel momento de “perder mi bocado” desde otra visión, sin rabia, indiferente hacia lo que hagan o digan otras personas y siguiendo tranquila mi camino hacia la maternidad. Fué precioso porque incluso me vi agradeciéndole a esa persona que continuara o expandiera más mi proyecto, en lugar de ver que me lo robaba. Nueva visión.  Desde la sesión, mi hijo sólo necesita un molde de silicona para las noches para guiar su crecimiento en lugar de corregir su mandíbula con aparato metálico todo el día.  Y la evolución está siendo sorprendentemente rápida.  Esto es solo una pequeña parte del regalo que me hice al ir a la sesión, pues me llevo mucho autoconocimiento, la comprensión hacia mi misma y hacia quienes me criaron y toda una cadena de cosas que repercuten en mi persona y que me hacen crecer.   ¡Gracias por Todo ! "
Marta V.
Córdoba

 Me gustaría  tener la oportunidad de acompañarte, guiarte y ayudarte en tu camino hacia una vida de mayor calidad.

Si llegad@ a este punto resuenas con la  información que has leído y algo dentro de tí te dice que soy la persona con la que deseas trabajar, sigue estos  pasos:

Las sesiones se realizan a través de la plataforma zoom, tienen 1 hora de duración y un coste de 50€

Rellena este formulario para solicitar una sesión conmigo

[contact-form-7 404 "Not Found"]