Divorcios Coherentes

Te acompaño en la gestión emocional del divorcio para que puedas aumentar tu PAZ y BIENESTAR

A los 21 años, mientras me formaba como técnico de laboratorio,empecé a cuestionarme si no había otra manera de entender la vida más allá de lo que mis sentidos podían percibir. Ver y conocer bajo el microscopio  células interactuando en nuestro cuerpo de manera perfecta y sin que nadie les diga cómo, me hizo pensar que hay algo más grandioso e intangible que gobierna la Vida. Éste fue el desencadenante de todo lo que vino después. Comencé a leer libros de Eric Rolf, de Paulo Coelho o James Redfield entre otros. A medida que indagaba, más preguntas me surgían y más libros leía. Mi fuerza de voluntad y mi curiosidad me hicieron una persona autodidacta.

En aquella época veía la maternidad como algo muy lejano y, aún así, algo me empujaba a  leer sobre  ella , sobre crianza,  educación alternativa, sobre la biología de la mujer o sobre el comportamiento infantil. Fue en pleno embarazo cuando empecé a devorar libros de estas temáticas. Descubrí  cómo todo estaba conectado con las emociones reprimidas y las creencias  limitantes. Laura Gutman, Rebeca Wild,  Christian Northrup o Carl Gustav Jung fueron mis mentores.

He viajado  por tres continentes y he aprendido que, aunque hay numerosas culturas, se repiten situaciones parecidas que poco tienen que ver con el lugar de origen: carencia emocional, violencia, agresiones, matrimonios infelices, abusos, infidelidades, separaciones, embarazos no deseados, enfermedades y un largo etcétera.

Comprendí que hay algo inherente al ser humano que forma parte de su naturaleza y no depende del exterior.

 A los 25 me fui a Senegal, a los 26 me casé y a los 28 años fui madre a 4.000 km de mi ciudad natal y mi familia. Nada de clases preparto ni pruebas médicas mensuales, allí estábamos “Mamá África” y yo. Los conocimientos que ya había adquirido en aquella época y otras experiencias de vida pasadas me hicieron más segura, más fuerte y más mamífera, con lo que mi embarazo y parto fueron perfectos para mí. En esta etapa fue donde me empapé de la sabiduría del obstetra francés Michell Odent.

Después de 4 años viviendo en Senegal, volví a España y continué mis estudios indagando en otras formas de acompañar a los niños: María Montessori, Emmi Pikler, Yvonne Laborda y Naomi Aldort me fueron de gran ayuda.

Aunque desde muy joven ya leía libros sobre autoayuda,no fue hasta el divorcio que empecé mi gran proceso personal de cambio y autoconocimiento. 

En aquél momento me empecé a dar cuenta de la gran coraza que había tenido que forjar en mi infancia y adolescencia para seguir adelante, de lo poco que me valoraba,de lo dispuesta que estaba siempre para los demás,de lo poco que me cuidaba y de lo anulada que me sentía como mujer tras mi papel de madre.

Por aquél entonces ya venía practicando la ley del espejo (lo que es afuera es adentro).Pude comprender que  la mayoría de las emociones y sentimientos  que se me despertaban con el padre de nuestra hija, tenía que ver más conmigo que con él, así que me dispuse a recuperar mi centro de poder utilizando el divorcio como una gran oportunidad de crecimiento personal. Ni ha sido fácil ni tenía referentes cerca que estuviesen en mi misma situación,por eso fui dando “palos de ciego”  que a veces me sangraban de dolor. Me sentía  sola e imcomprendida.

Lo primero fue darme la prioridad que hasta entonces no me había dado, incluso por encima de mi hija.Es decir, yo soy la prioridad en mi vida y mi hija es lo más importante de ella. Ojo,hasta que comprendí que esto es un acto de amor propio, tenía la creencia de que esto era ser egoísta. He aprendido a decir no, a poner límites,a cuidarme por fuera y por dentro,a mostrar mi fuerza interna sin pensar en el qué dirán, a gestionar el divorcio de forma coherente a nuestra situación familiar,a deshacerme de mucha culpa y vergüenza y a exponerme de forma más auténtica. 

He pasado de  odiar a mi ex y querer tenerlo más lejos posible a comprender su herida y tener una relación cordial donde podemos sentarnos tranquilamente a tomar café a pesar de haber utilizado a las autoridades competentes para que se encarguen de velar por los derechos de la niña.

Y lo mejor de todo es que este cambio ha sucedido dentro de mi y no me ha hecho falta su colaboración (aunque también se agradece).Por eso, mi objetivo principal es ayudar a padres y madres separados a empoderarse y ofrecerles las herramientas que pueden utilizar para gestionar su divorcio de forma coherente aunque el otro progenitor no esté por la labor.

Ya sabemos que un divorcio bien gestionado es una crianza menos traumática.

Cristina_Padilla_6

 


   ¿Sabías que un buen trabajo personal tras un divorcio con menores puede ayudarte a gestionar los desacuerdos con tu ex,a potenciar tu autoestima y a comprender mejor a tu hijo o hija durante la crianza? 

Yo te ayudo a empoderarte ante la incertidumbre de una separación,a sostener con firmeza tus decisiones a pesar del miedo,a desarrollar una mejor gestión emocional y a acompañar a tu hijo o hija en esta nueva etapa velando siempre por sus derechos y su bienestar.

 Me considero una mujer valiente,emprendedora,instintiva,honesta,introvertida y decidida que, gracias a la maternidad y al divorcio, he desarrollado unas capacidades personales y profesionales que me ayudan en mi día a día y que pongo enteramente a tu disposición si así lo deseas.

“Lo más importante para un niño o niña no es que sus padres vivan juntos, sino que ambos le ofrezcan lo mejor de cada uno.”

 Aunque pienso que el mayor título que podemos tener es el de la experiencia personal,te dejo algunas de las formaciones académicas que me certifican:

*Postgrado en Bioneuroemoción, con Enric Corbera.

*Las cinco leyes biológicas, del Dr.Hamer.

*Sanar la Herida Primaria, con Yvonne Laborda.

*Crianza Consciente y Educación Emocional, con Yvonne Laborda.

*Comunicación No Violenta, Con Pilar de la Torre.

*Terapia Corporal Integrativa, de Antonio Pacheco.

*Un Curso De Milagros, de la Fundación para la Paz Interior. 

*Y más de un centenar de libros relacionados con el crecimiento personal, inteligencia emocional, educación, biología y creencias,etc.

    La vida es un aprendizaje continuo de la cual me considero eterna alumna. Ampliar formaciones me ayuda en mi vida familiar a la vez que me permite ayudar a las personas que lo necesiten.